Protegido: 32. La chimenea sigue crepitando y han llegado al café. Postre, en esta ocasión, no toma ninguno. El ‘modus operandi’ del no del miedo sino de la ilusión del miedo, es un pretender poner los parches antes, siquiera, de que la rueda de la bicicleta pinche. ¿Dónde se ha visto eso? ¿En la medicina preventiva? Sí, evidentemente, te cortas un brazo antes de que te entre la gangrena, o te lo entablillas como si te lo hubieras roto por el cúbito, antes mismo de caerte por aquella magmática caverna. El vino consumido la había vuelto locuaz. Y tras detenerse juntos, y tomados de la mano, de nuevo el gesto romántico partía de Él, a disfrutar de unos instantes chisporroteantes a la luz anaranjada de esa lumbre de leños honestos, se retiraron sonrientes a la alcoba, donde Él ocupó el baño en primer lugar, mientras Ella regresó a la mirada de la noche, en una contemplacion reflexiva, enfundada en un vestido ceñido, la vestidura ritual, que por vez primera aparejaba vivencias disfrutables y con sentido. Estar es ser presente.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 21, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.