Protegido: 31. Hablaron en vez de eso de grafología. Y aquello cambió pero empezando por el comienzo, el dibjo del lazo de la ‘g’; lo único que sabía, a ”ciencia cierta”, que estaba mal en mí o en mi manera de enfocar la sexualidad, e hice por retornar el lazo por la zona del ‘yo’ a la zona del ‘tú’. Y Él dijo: Creo que sólo hay una manera de querer, de follar y de amar: teniendo miedo y siguiendo adelante. Si uno no tiene miedo es que no está haciendo nada. Quizá por eso tu amante crepuscular habla siempre de viajar en la dirección del miedo. Te digo una cita de Carlos Castaneda, un tipo que por lo visto no existía pero eso no le impidió ser sabio: ¿Qué le sucede a una persona que ha huido frente a su miedo? No le ocurre nada. Sólo que no aprende nada.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 21, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.