Protegido: 24. Lo segundo es que no habrá un control real, y esto de varias maneras… Pero no lo vamos a amplificar todavía… Iremos, paso a paso, evolucionando con ello. Sólo quiero que medites una cosa: ”LO QUE NO SE CONOCE NO SE PUEDE ECHAR EN FALTA”. Por ejemplo, las veces que yo he visitado a mi camello, algunas, la he visto consumir cocaína. Para mí la cocaína es nada. A ella comprobé que no la hacía más inteligente o más creativa pese a lo que sintiera al respecto. Así que yo no experimento curiosidad alguna por el polvo blanco. Y son mi falta de curiosidad y lo que sé, significativamente, del THC (y de la adicción) lo que me mantiene a salvo. Porque lo cierto es que la droga, la sustancia, para Bien o para Mal sí alterará tu vida.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 13, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.