Protegido: 23. Sobre una de las mesillas de noche, ‘Fuego’ de Anais Nin. Hablan de monolitos. Él dice que Ella no lo es. Sin embargo, Él dice que Cecilia B. es precisamente lo que es. Hablan de Sri-Lanka, de irse Él a paliar el dolor de los duelos del tsunami. Ella no le cree. Nada de lo que Él dice le parece creíble. Pero Él le pregunta si va a pasar la noche con Él. Y si al día siguiente compartirán un taxi hasta la ciudad. Todas las preguntas delicadas, sin embargo, a Ella la sensibilizan, y acepta cenar con Él. Hay que llamar por teléfono y hay que decir sí. *Aquí quiero hacer un inciso y quiero hacerlo pronto, ya que de lo que vamos a tratar es de la sustancia, y de aquello a lo que nos conduce; entonces, si eres virgen al respecto… ten en cuenta lo siguiente: Lo peor de la Sustancia son las personas con las que tendrás que relacionarte para conseguirla, y la ”calidad” del material que te suministrarán. Sólo por ello, ya deberías tener presente que cuanto más lejos te sitúes de ello… más lo agradecerá alguna parte tuya.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 12, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.