Protegido: 13. Esto para indicar que Ella recorre el Camino de lo húmedo a lo seco, y quizá lo hace a través de la vía precisa pero lo que persigue, en el fondo, y aunque ella misma no lo sospeche… es la ”conciencia del corazón” más insobornable y auténtica que cualquier excitación emotiva. Así que ahora sabemos que le faltan enunciados vitales, lo mismo que todavía yo carezco de ellos. De todas formas, como Parménides cree que lo que es es; y por tanto, a lo que ha descubierto que es inequívoco lo llama ”verdad”. Un día Ella escribe: Busco una mente que me cautive. Y una forma de ser singular -quiere aprender el lenguaje de las catedrales-. Y lo que ofrezco a cambio es Vida pero no soporto que me haga daño alguien a quien valoro, y eso, sólo lo pago con el frío.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 11, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.