Protegido: 3. Recibo noticias del hombre del Este. Dice que viene a verme y que me sigue… y se hace la primavera en las simas de mi interior; otra primavera de sílice, y siento un tintineo de cuarzos y ópalos, y se ilumina el día precisamente porque el Sol se pone por el oeste en los equinoccios… Así que ese será su nombre: el amante crepuscular, con el que quiero angostarme en ese estado, en el estado crepuscular, el que desconozco. Creo que cuando merezco la pena, como persona, es cuando me he bajado de las nubes y he comenzado a ser humilde y abierta, y eso, como quien dice, ha ocurrido hace un suspiro. No sé siquiera si ha sucedido o si comenzará a suceder en el siguiente o está sucediendo en este mismo momento.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

~ por María Camín en junio 9, 2011.

Esta entrada está protegida. Introduce la contraseña para ver los comentarios.