De la imaginación sensible o la sensibilidad virtual

.

Experimento estético

Imaginen que parten a la mitad un fresco y jugoso limón, y luego, con una de sus manos, lo exprimen lentamente sobre su lengua. Van las gotas cayendo…

Si siguieron la instrucción, es muy probable que hayan sentido sus papilas gustativas temblar o de plano hayan empezado a salivar levemente. Imaginaron’ con el cuerpo, con la sensación, no con la mente; no tuvieron una ‘representación’ sino una vivencia, una ‘presencia’, o una ‘cuasi-presencia’. Podemos llamar a esto imaginación sensible o sensibilidad virtual.

La potencia de la experiencia estética consiste en provocar a través de los distintos sentidos estas imágenes sensibles o sensaciones virtuales: en casi-sentir, ‘sentir como’, movilizar nuestro cuerpo real en un plano virtual, imaginario, de sentido y pensamiento (el mundo de una novela, la imagen de un poema, el ‘tempo’ de una película, o una obra musical, el universo colorido de tal o cual pintor, etcétera).

El cuerpo sensible, viviente, y no la mente, es el sujeto primario de la experiencia estética. En su sensorialidad virtual se basa todo imaginar, decir e interpretar posteriores. Sin esta provocación, sin esta movilización del cuerpo entero, el arte se quedaría en pura ilustración de opiniones o creencias, en ‘trasmisión de mensajes’. En verdad, el propósito del arte es crear una nueva sensibilidad, un nuevo cuerpo: apto para vivir en un mundo de sentido, en un nuevo mundo.

Pr. Mario Teodoro Ramírez Cobián

.

.

.

L.limones verdes

.

Hai amores que saben a l.limón
amores de xeografía ovalada que fain infinitu
el camín que vei de ti a mí.
…Escosu ríu de sable
l’intentalu una vuelta más comu esos torniel.los
ensin fin que venden nas ferreterías
una vez más
cuando toos yá pregonan qu’ente tú ya you
la soledá l.larga ya agrín del l.limón

.

MIGUEL ROJO

.

Hay amores que saben a limón

amores de geografía ovalada que hacen infinito

el camino que va de ti a mí

Seco río de arena

el intentarlo una vez más como esos tornillos

sin fin que venden en las ferreterías

una vez más

cuando todos ya pregonan que entre tú  y yo

la soledad más larga y amarga del limón

.

(de Buscador  d’estrel.las)

.

.

Richard Wahnfried – A – Schwung Part I

Parte II

Anuncios

~ por La hospitalaria en abril 2, 2011.

5 comentarios to “De la imaginación sensible o la sensibilidad virtual”

  1. Lo que generó en el FACEBOOK del Pr. Ramírez esta entrada, puedes seguirlo a través de este enlace.

    De ella se extraen en concreto los siguientes comentarios:

    • MAta TRejo Tlahuac
      Contribuyo con una cita, a manera de cuestionamiento a lo que escribiste:

      ”’A.J. Ayer, al evaluar la condición kantiana entre lo analítico y lo sintético, dice algo que puede sernos útil: “Una proposición es analítica cuando su validez depende exclusivamente de las definiciones de los símbolos que contiene, y sintética cuando su validez está determinada por los hechos de la experiencia”

      La analogía que quiero establecer refiere a la condición artística y a la condición de la proposición analítica. En la medida en que no parecen ser creíbles como otras cosas, ni tratar de nada más (de nada más que el arte), las formas de arte que más clara y tajantemente sólo pueden ser referidas al arte, son las próximas a las proposiciones analíticas.

      Las obras de arte son proposiciones analíticas. Es decir, si son vistas dentro de su contexto – como arte – no proporcionan ningún tipo de información sobre ningún hecho. Una obra de arte es una tautología por ser una presentación de las intenciones del artista, es decir, el artista nos está diciendo que aquella obra concreta de arte ‘es’ arte, lo cual significa que es una ‘definición’ de arte. Por eso, que es arte es una verdad a priori (que era precisamente lo que D.Judd quería decir al constatar que “si alguien dice que es arte, lo es”).

      Desde luego, es casi imposible discutir de arte en términos generales sin hablar en tautologías, pues intentar “captar” el arte por cualquier otra “mirilla” es centrarse en otros aspectos o cualidades de las proposiciones, que generalmente son nimios para la “condición artística” de la obra de arte. Así se empieza a comprender que la “condición artística” del arte sea un estado conceptual.
      J. Kosuth, Arte y Filosofía, 1969.”’

      Ahora bien, cuando hablas de la potencia de la experiencia estética como una especie de “intención provocativa” sin la cual el arte no sería otra cosa que una ilustración de opiniones o un medio para la transmisión de mensajes, o cuando dices que la interpretación o la enunciación son sólo el resultado de esa vivencia estética, yo te preguntaría un par de cosas:

      ¿Tu crees que obras como ‘Fountain’ de M. Duchamp, o ‘Caja de zapatos vacía’ de Orozco, incluso piezas como ‘una silla es una silla’ de Kosuth o – ¿porqué no? – ‘una cascara de plátano tirada en el piso’ de Adriana Lara tengan esta preocupación por configurar una nueva sensibilidad a partir de la experiencia estética?

      ¿no crees que es extremadamente reduccionista pensar que el arte se circunscribe a un entendimiento de la experiencia estética, o que la experiencia estética encuentra su máxima expresión en el objeto de arte?

      • Mario Teo Ramírez

        Me pones doble trabajo, estimado Mata Trejo. Me resulta difícil analizar lo que dice Kosuth y después inferir cómo se opone a lo que dice mi comentario. Pero, en fin, lo intentaré. Primero, el positivismo lógico me parece una teoría problemática, porque retoma de Kant lo más simple (analítico/sintético) y elimina lo más interesante: la idea de lo “sintético a priori” –que encontraría en el arte su más paradigmático caso. Segundo: una teoría proposicional del arte es desacertada de principio porque el arte no es un lenguaje proposicional (sino expresivo, etc.), y porque comete necesariamente lo que Ricoeur llama la “falacia intencionalista”: identifica la obra con las ‘intenciones’ del autor.

        La obra es una propuesta práctico-sensible que hace el artista y que se constituye como objeto artístico gracias a una comunidad intersubjetiva, institucional e histórica. (Aparte, me parece curioso que quienes sostienen esa teoría muy ‘objetiva’ del conocimiento escriban sus ‘papers’ siempre en primera persona; como los estructuralistas que sostenían la ‘escandalosa’ tesis de la ‘muerte del autor’, aunque, eso sí, nunca se olvidaban de firmar sus ensayos!).

        Por otra parte, no veo por qué lo ejemplos que pones escapan a la condición de provocar la sensibilidad y de formarla o reformarla. Creo que así ha sido de hecho. A mí me parecen ejemplos inmejorables de eso (no hablaré de las sensaciones virtuales que puede provocar la ‘fountain’ de Duchamp para no hacer referencia a cosas indecentes!). Pero es claro que hay esa sensibilidad virtual aún en esos casos. Pues, simplemente, como puede ser claro desde el ejemplo del que parto, esa sensibilidad virtual está presente en todos los ámbitos de nuestra experiencia, desde la más cotidiana. Las sinestesias son un buen ejemplo.

        Y disculpa, no sé de donde se infiere que sostendría algún tipo de tesis reduccionista. La experiencia estética está en todas partes, desde el sueño y la percepción más elemental. Tampoco tengo ningún problema en aceptar una concepción no restrictiva de arte –como lo dice Danto en un post que puse hace poco en este muro. Todo puede ser arte, es decir, todo puede convertirse en 1) un ente inútil, liberado de su contexto funcional, 2) para mostrarse en su pura consistencia sensible, y 3) desde ahí provocar o desencadenar sentidos e interpretaciones (lo cual es decisión del ‘espectador’ si lo hace o no, aunque el artista quiera ordenarle que no lo haga). No podría aceptar que cualquier cosa es de suyo arte porque simplemente me negaría a creer que mi comentario, aunque vaya ilustrado con una foto de un limón partido (bajada con google), sea arte!

  2. Mario Teo Ramírez

    La sensibilidad virtual, la experiencia estética, está presente en toda nuestra experiencia, desde que chupamos un limón o imaginamos hacerlo. El ‘como si’ también: establecer relaciones, analogías, correspondencias, lo hacemos desde… que decimos “la ‘puesta’ del sol”, “el sol ‘se pone'”, “se mete”, “se despide”, etc. Todas son metáforas. El arte lleva ese poder expresivo del mundo de nuestra experiencia a la obra. ¿Es superior la experiencia del arte a la experiencia estética natural? No necesariamente. El arte sólo hace lo siguiente: permitir, a través de la instauración del objeto artístico, que esa experiencia efímera se convierta en una experiencia compartida intersubjetivamente, conforme un “sentido”, una cultura.

  3. Cuauhtémoc Gómez Calderón
    Recuerdo un entrevista con David Gilmour en la que comentaba a la pregunta: ¿cómo puede definir su estilo? Y él contestaba de sencillamente “yo no pretendo hacer lo que todos los guitarristas electricos, esto es tocar cuanta nota me sea pos…ible. Mi lógica con mi instrumento es la contraria, yo intento tocar la menor cantidad de notas, y es que a mí sólo me interesan las esenciales”. La música, pienso, se ha percibido en terminos de un predominio visual, y es que percibimos la música de manera frontal. Esto es visible en los famosos sólos melódicos o rítmicos. Olvidando que la música es un envolvimiento, y esta pieza lo deja descubierto. ¿Qué es lo esencial? ¿El cantico inicial, el background (sintetizadores/batería), las intervenciones de la voz y la guitarra? Todo lo es. Y es que el minimalismo del background tiene una vitalidad indefinible, que es inaugurada por el cantico quasi presagio. Las intervenciones de la guitarra y la voz siguen la lógica de Gilmour, e incluso me recordo la organicidad del desarrollo melódico de Satie. Amalgama de manera increible estos dos aspectos, de vitalidad y reposo, se disuelven. La heterogeneidad de lo homogeneo. Resumiendo en las palabras que pense después de la primera audición: ¡Que rola tan chingona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: