Iniciarse en la obra de FRIEDRICH NIETZSCHE (1844 – 1900)

.

ENTRADAS RELACIONADAS CON ESTE FILÓSOFO POR ORDEN DE EDICIÓN:

1. Del inicio de ‘Así habló Zaratustra’ y ‘El nacimiento de la Tragedia’.

2. El Poder de la palabra y Nietzsche (diálogo)

3. ”CONÓCETE A TI MISMO” (sentimiento y voluntad). F. NIETZSCHE (en una de sus lecciones o conferencias preparatorias a ‘El nacimiento de la tragedia’)

.

.

5. Biografía esencial de Friedrich Nietzsche (o la filosofía a finales del siglo XIX entendida por un apasionado)

Anuncios

~ por La hospitalaria en marzo 21, 2011.

14 comentarios to “Iniciarse en la obra de FRIEDRICH NIETZSCHE (1844 – 1900)”

  1. […] saber cuál era el modo más sensato de hacerlo, iniciarse en Nietzsche, quizá el más científico, y el profesor Mario Teo Ramírez tuvo a bien indicarme que primero […]

  2. Nietzsche y el sufrimiento (1 de 3)

    Ella de Carmen Porque el sufrimiento y el fracaso son mejores maestros que el placer. Sólo que yo le deseo a todo el mundo, un equilibrio en la fórmula.

    Estoy en la cima de esa montaña suiza. Un día me alcé a una cúspide, sublime, en la que cuerpo y alma olvidaron y conocieron la plenitud. Pero antes hubo una pregunta, minutos antes. Alguien especial me dijo algo que me hizo plantearme el …que yo estuviera realmente agradecida de la dureza y corrupción con la que había sido tratada y confundiera ciertos términos vitales que jamás había revisado bajo otra perspectiva. Sigo pensando lo mismo pero años después había evolucionado. Si no tienes esa alma y cuerpo amigo, espíritu afín que te haga sentir que no estás solo… es posible que jamás hubiera renegado de la violencia. El amor fue esa condición. Nietzsche lo conoció. Importa sí que alguien se adentrara en su corazón y le hubiera hecho sentir el peso de un paquidermo sobre él. Importa pero tenía que ser. Para ser quien es. Y luego se atrevieron a juzgarlo de megalómano. Ya ves, quien es hoy para muchos.

    Yo también tengo una cueva. Y la soledad es devastadora, aunque al ser mujer he gozado de mejor suerte y al ser hermosa no he asustado a los hombres con mi bigote (precisamente). Sigo viéndolo… Diré que pudo sentirse identificado con el espíritu de los grandes, en comunión, y de ahí a ser Napoleón y Alejandro, sólo la interpretación desde la empatía puede ofrecer otra visión más solidaria de un místico y un avanzado. Era un provocador pero no puedo determinar todavía (y además no es importante lo que yo diga) si realmente para él no existía diferencia entre la metempsicosis y la metanoia.

  3. Nietzsche y el sufrimiento (2 de 3)

    Ya, pero una cosa que yo veo en esa bailarina es que es una hiperlaxa; yo lo soy, que quiere decir que una proteína de tu colágeno es deficiente y eres flexible al extremo (también mentalmente flexible); el síndrome del contorsionista. La contrapartida son los horribles dolores que puedes llegar a sentir, aunque la armonía mental y espiritual mejora mucho esta condición. Pero sí puede haber cierta dotación o a-dotación que te propulsa en una dirección. Aprendes del cuerpo y de su debilidad, aunque todo se te doble y te caigas por todas partes y algunos te llamen deficiente… ayuda, aunque sólo sea por el coraje que te da.

    Sí, la chiquilla habla de hiperlaxitud pero esto antes no se conocía… yo no soy bailarina y he estado (estoy en las mismas). Y sí es cierto que llegar a un concilio con tu dedicación (hacer lo que amas y valoras) compensa de carencias que lo elegido pueda plantear… mil casos. Pero no muchos porque pocos encuentran su vocación (a tiempo).

    La propiedad sutil de la que hablan recibe el nombre de resiliencia.

    Y sí, es necesario vivir peligrosamente o al menos no temerosamente. Tú, epicúreo, el otro día, le recomendabas a Madalena: prudencia. Pero siempre está ese riesgo que hay que correr… Y luego fracasar… pues por darte cuenta tarde, que no era eso… que no lo viste… sólo es sentimiento de fracaso, como lo otro es, el temor, la mayoría de las veces, la ilusión del miedo, que eso es terrible. Porque adelantar el fracaso no protege contra el fracaso y es como la profecía que se cumple sola… Sin embargo, si yo cuando caí en todos esos sentimientos previos al cambio de conciencia (oh, qué he hecho con mi vida) hubiera permitido que me paralizasen por más de tres días (lo que realmente Temblé), hoy no estaría aquí. Ya no. Y ya ves, dando guerra y dispuesta a darla hasta donde pueda :) Tabula rasa y perdón para mí en el error y coger el tren como fuera pero no lamentarme ni un sólo día más. Lo peor la autocompasión, que no tiene nada que ver con la auto-comprensión

  4. Nietzsche y el sufrimiento (3 de 3)

    Me encanta beber vino cuando camino y como con hambre después pero el alcohol tampoco me cae demasiado bien. Lo encuentro muy dañino. Y aunque soy consumidora de THC… durante la crisis ni acercarme a ello. No es para matar las penas, que no las mata, las Aumenta, es para cambiar los canales de mis células y poder visualizar otros caminos que desde el racional no vería ni con un telescopio ni con un microscopio. Pero siempre que no sea un acto negativo, auto-lesivo, o una huida. Aunque esto también lo tuve que aprender y yo sola. Son lecciones, las del comedimiento en que ni vale el temor, ni vale la experiencia de otro. Tienes que tomarte la medida tú.

    Sin embargo, yo creo que hay dos maneras primordiales de aprender. Una es el sufrimiento sí (pero también se aprende a rodearlo). Y la otra el conocimiento. Me ha gustado bastante, conozco el mecanismo del alcohol en el otro y es desastroso, anestesia y conformismo. Y en algún católico. Igual. Salud xD

  5. “LA INFLUENCIA DE NIETZSCHE SOBRE FREUD”
    por Adolfo Vásquez Rocca PH. D.
    En Revista ARJE Nº 4, 2007, Montevideo, Uruguay.
    http://arje.atspace.org/Archivo/agosto/nietzsche_freud.html

  6. ¿Qué tal te comprendes tú/usted con Nietzsche? Filosofía es pensarse con el Otro.

  7. No en vano se es o se ha sido filólogo. Filólogo quiere decir maestro de la lectura lenta, y el que lo es acaba por escribir también lentamente. Ese arte enseña a leer bien, es decir, despacio, con profundidad, con cuidado, con atención, y con intención, a puertas abiertas y con ojos y dedos delicados.

    Nietzsche

    http://ocrus.wordpress.com/2011/02/10/lectura-lenta/

  8. […] DE LAS ALEGRÍAS Y LAS PASIONES […]

  9. Carlos Axel Flores Valdovinos
    La voz de Nietzsche sigue siendo profética, es un visionario o póstumo que se instaló en el límite, dentro de las crisis y parálisis, en medio de dos épocas. Actualmente podemos ver en Nietzsche un filósofo del futuro, cuyo eco ondulante si…gue flotando en el presente. La obra de Nietzsche es polémica, ella misma se autodestruye para volver a renacer de las cenizas tal como surge el Ave Fénix. Asimismo todo filósofo que quiera hacer filosofía tiene que volver a comenzar por cuenta propia. Esta aventura nos lleva a pensar en nuestra época. La voz de Nietzsche sigue siendo seductora a los oídos contemporáneos. Lo que pasa es que Nietzsche siempre estuvo–como los detectives de bajos fondos– al acecho de las pulsiones más profundas del hombre.

  10. Noema Klee Hola Carlos, encantada de saludarte. He llegado a los escritos preparatorios al Nacimiento de la tragedia y he podido aclarar un punto que me tenía algo confusa. Otro amigo de Nietzsche me dice lo siguiente: ”Seguramente esto le ocurría a Sócrates, que se vio en la necesidad de invertir la conciencia y el instinto para salvarse de la demónica democracia ateniense, pero le salió rana al parecer”. Lo que Nietzsche dice es esto otro: ”También aquí se hace manifiesto que Sócrates pertenece en realidad a un mundo al revés, puesto de cabeza abajo. En todas las naturalezas productivas lo inconsciente produce cabalmente un efecto creador y afirmativo, mientras que la consciencia se comporta de un modo crítico y disuasivo. En él, el instinto se convierte en un crítico, la consciencia en un creador”. No sé pero tiendo a enfocarlo de distinta forma a ese amigo (no he estado de acuerdo con él) y me serviría de ayuda algún otro punto de vista. Luego, en lo que tú me dices, no es que no esté de acuerdo, sino que se me escapa esto: ”todo filósofo que quiera hacer filosofía tiene que volver a comenzar por cuenta propia”. Se me escapa y quisiera poder aprehenderlo.

    Tanto admiro a Sócrates (esto desde hace mucho y por identificación) y sobre todo a través de los diálogos en los que me encuentro con él, aunque yo lo tenía por átopos (Gregorio Luri, ‘Guía para no entender a Sócrates’) y me sorprende un Nietzsche que utiliza la expresión anormal, que es lo mismo, cierto; pero me planteo si encontrármelo así escrito no será una cuestión de la traducción; como admiro a Nietzsche, la pasión que me estremece en él pero en la que también el componente de identificación (sentir y pensar casi lo mismo) es vital.


    HUMANO DEMASIADO HUMANO

  11. Si leemos así a Nietzsche cuando llega el insensato, se encuentra en el mercado a unos tipos y les anuncia que Dios ha muerto, dice:

    «No habéis oído hablar de aquel hombre loco que en pleno día incendió una linterna y se puso a recorrer la plaza pública gritando sin cesar: “¡Busco a Dios! ¡Busco a Dios!”». Como había ahí muchos que no creían en Dios, su grito provocó una gran hilaridad. Es que se ha perdido, decía uno; ¿es que se ha extraviado como un niño?, preguntaba el otro; ¡es que se ha escondido, tiene miedo de nosotros, se ha embarcado, ha emigrado!, así gritaban y reían en algarabía.

    El loco saltó en medio de ellos y los traspasó con su mirada. ¿Dónde se ha ido Dios? –exclamó–, voy a decíroslo, lo hemos matado vosotros y yo, todos nosotros sus asesinos, pero, ¿cómo hemos dicho esto?, ¿cómo hemos podido vaciar la mar?, ¿quién nos ha dado la esponja para borrar el horizonte?, ¿qué hemos hecho cuando hemos desatado esta Tierra de las cadenas de su Sol?, ¿hacia dónde la conduce ahora su movimiento?, ¿hacia dónde nos conducen nuestros movimientos?

    Lejos de todos los soles nos estamos yendo sin cesar hacia adelante y hacia atrás, de lado, de todos los lados, hay todavía un arriba y un abajo, no erramos a través de una nada infinita, el vacío no nos persigue con su aliento, no hace más frío, no veis venir sin cesar la noche más noche, no hace falta encender las lámparas antes del medio día, no oímos aún el ruido de los enterradores que entierran a Dios, no olemos nada aún en la descomposición de vida, los dioses también se descomponen. Dios ha muerto. Dios está muerto y somos nosotros quienes lo hemos matado.

    ¿Cómo nos consolaremos nosotros los asesinos? Lo que el mundo ha poseído hasta ahora de más sagrado y más poderoso se ha perdido bajo nuestro cuchillo. ¿Quién borrará de nosotros esta sangre?, ¿con qué agua nos purificaremos?, ¿qué explicaciones, qué juegos sagrados tendremos por fuerza que inventar? La grandeza de este acto no es demasiado grande para nosotros, ¿no estamos obligados a volvernos nosotros mismos dioses para por lo menos parecer dignos de los dioses? No hubo acción más grande jamás y los que nazcan tras nosotros pertenecerán por obra de esta acción a una historia más alta que ninguna otra jamás. Aquí el insensato se calló y miró a sus oyentes que también habían guardado silencio».


    Los desertores de la perfección

    CARLOS DE LA BORBOLLA

    http://cuadrivio.net/?p=3757


  12. Nietzsche – Un genio loco

    *Excelente.

  13. […] estoy a la altura del azar; para ser dueño de mí tengo que estar desprevenido>> – ECCE HOMO – […]

  14. […] – Del inicio de ‘Así habló Zaratustra’ y ‘El nacimiento de la Tragedia’. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: