CARL GUSTAV JUNG [Del logos científico al mito analítico]

•febrero 29, 2012 • 14 comentarios

.

Carl Gustav Jung (AFI: ˈkarl ˈgʊstaf ˈjʊŋ) (26 de julio de 1875, Kesswil, cantón de Turgovia, Suiza – 6 de junio de 1961, Küsnacht, cantón de Zúrich, id.) fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo, figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis; posteriormente, fundador de la escuela de psicología analítica, también llamada psicología de los complejos y psicología profunda.

WIKIPEDIA

.

.

.

Sobre Carl Gustav Jung

.

.

.

EL ESCARABAJO DORADO [Sueño y realidad]

Anuncios

La Encarna con chiquilín. Maternidad, 1955. SEBASTIÁN MIRANDA PÉREZ-HERCE [Ciudad de Oviedo]

•marzo 13, 2012 • 3 comentarios

.

.

.

.

Sebatián Miranda Pérez-Herce, nació en Oviedo en 1885. Estudió en la universidad de esta misma ciudad, cursando los estudios de derecho. Su formación como escultor se desarrolló en París, donde durante un tiempo compartió la actividad generalizada de Montmartre (es decir, vivir de la venta de caricaturas y dibujos menores en el conocido barrio parisino de los pintores). En 1907 volvió a Oviedo y recibió el encargo de su primera escultura, el busto del presidente de la peña La Soborna. En 1909 continuó su formación en el Instituto de Bellas Artes de Roma. Volvió a Madrid, donde residiría con Pérez de Ayala en la calle Pez. Recibió diversos premios por su obra, y realizó bustos, principalmente de toreros y relacionados con el mundo del toro. Murió en Madrid en 1974.

<<ENCICLOPEDIA DE OVIEDO>>

.

.

.

.

<<Esta obra, ubicada en la calle Uría con Marqués de Santa Cruz, al lado del Parque de San Francisco, copia moderna realizada tras la muerte del artista, es una reproducción aumentada del original, realizada por el Ayuntamiento de Oviedo tras adquirir los derechos de reproducción de ésta y otras nueve figuras del artista.>>

Cultura Urbana

PABLO GÓMEZ

.

.

.

.

.

Sebastián Miranda, el escultor que no rezaba

El autor de «La maternidad» que adorna la plaza de Carlos Osoro le había prometido orar a su esposa, muerta en París en 1938

.

Ine

.

Sebastián Miranda (Oviedo, 1885-Madrid, 1975) es el autor de la escultura de «La maternidad» que adorna la plaza del Arzobispo Carlos Osoro, recién inaugurada por el propio homenajeado (actual arzobispo de Valencia), con presencia del actual prelado en Asturias, Jesús Sanz Montes.

A diferencia del machadiano Don Guido, el escultor ovetense no fue «de viejo gran rezador». Así lo declaró en la televisión española de inicios de los años setenta y lo recoge el libro «Estudio Abierto», de Ediciones 99, fechado en 1972.

Sebastián Miranda tenía, al menos, 85 años cuando José María Íñigo lo llevó a «Estudio Abierto», un programa de entrevistas del UHF, iniciado en 1970, según el modelo de Johnny Carson en Estados Unidos y David Frost en Reino Unido. Se hacía en peligroso directo, duraba dos horas y lo dirigía Fernando Navarrete con un equipo de guionistas que serían periodistas de prestigio: Manuel Leguineche, Jesús Picatoste y Julián García Candau. En Asturias no se vio el de Sebastián Miranda porque no llegaba la señal del canal que emitía «Perry Mason».

A Sebastián Miranda le acompañaba su fama de artista, pero sobre todo de hombre afable, magnífico conversador, coleccionista de anécdotas, debida a sus amigos, especialmente el escritor ovetense Ramón Pérez de Ayala, el periodista gallego Julio Camba y al diario «Abc», entonces un vicio nacional, donde publicaba artículos con el título de «Recuerdos y añoranzas».

Íñigo no tuvo en cuenta una norma que se había dado el equipo -no entrevistar a sordos- después de sufrir, por contravenirla, en programas anteriores, como el de la abuela de Membrilla (Ciudad Real), de 107 años. La entrevista tuvo un final de sufrimiento porque Miranda no oyó a un Íñigo que temía un relato impropio o se hizo el sordo para que no le interrumpiera una anécdota magnífica pero larga para un dinámico talk-show. Pero tuvo muy claros otros momentos para ser sordo uno de los dos interlocutores.

Miranda dijo: «Los espejos me enseñan que me acerco al fin de la vida y por eso no soy partidario de ellos» (…). «Me dice que le molestan los espejos porque le muestran que llega el final de la vida. ¿Reza usted a menudo?», preguntó Íñigo.

«Muy poco. Rezo una oración que le prometí a ella, a mi esposa. Salvo eso, no rezo casi nada. Bueno, sólo eso, sólo…», zanjó.

Sebastián Miranda se había casado con la ovetense Lucila de la Torre en Covadonga, en 1926. Ella murió de cáncer durante la Guerra Civil española, en 1938, en el exilio parisino. Desde entonces, el escultor, al que precedía fama de mujeriego, se declaraba civilmente «viudo, después de haber sido el hombre más feliz de la tierra».

JAVIER CUERVO

.

.

*GOOGLE

.

.

.
Sebastián Miranda Pérez-Herce nace en Oviedo (y no en Gijón como se dice en algunos textos), el 7 de julio de 1885, en el seno de una acomodada. Cursa estudios en su Oviedo natal a la vez que recibe las primeras lecciones de dibujo del pintor Antonio Fernández Cuevas. En 1900 se traslada a Alemania para estudiar idiomas y en 1902 inicia sus estudios en la Escuela de Ingenieros de Bingen am Rhin, que compatibiliza con su afición por el dibujo y se inicia en la escultura. Miranda estudió en la Escuela de Arte e Industrias de Oviedo a su vuelta de Alemania en 1903, compatibilizando estos con su carrera de Derecho en la Universidad de Oviedo. Viajó a París y Roma y fue alumno de Luis de Périnat y Terry en Francia y alumno del Regio Istituto di Belle Arti de Roma en Italia. En 1910 se instala en Madrid donde entra en contacto con el mundo intelectual, que tanto le marcaría, y con el mundo aristocrático que, desde entonces, fue cliente de su obra. Será en 1921, con su exposición en el Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid cuando Miranda alcance el definitivo reconocimiento y estabilidad artística y personal hasta que con la Guerra Civil se inicia un periodo incertidumbre y su exilio en París donde permanecería hasta 1940. En este definitivo regreso a España, salpicado de numerosos viajes (Nueva York, una vuelta al mundo…), Miranda realiza multitud de exposiciones e inicia su actividad como articulista para el Diario ABC, actividad que le reportaría notoriedad y reconocimiento aunque, como destaca María Soto Cano en su libro “El Retablo del Mar de Sebastián Miranda. 1931-1973”, “esta notoriedad… contribuyó en la historiografía posterior al menosprecio de su labor escultórica, olvidada por la riqueza de su anecdotario”. Sebastián Miranda fallece el 19 de octubre de 1975 en Madrid. Miranda destaca por su escultura de pequeño formato, figurativa, realizada muy al gusto burgués de la época, sobresaliendo en temas taurinos, gitanos y maternidades y en ámbito del retrato, donde destacan los bustos dedicados a escritores y toreros. Obra capital de la producción de Sebastián Miranda es su “Retablo del Mar”, obra instalada en el Museo Casa Natal de Jovellanos de Gijón. En estos últimos años, el Ayuntamiento de Oviedo ha ido pasando a bronce e instalando en sus calles y plazas obras aumentadas de originales de Miranda, revitalizando y dando a conocer a este importante escultor entre sus paisanos, pero evidenciando un gusto, cuando menos cuestionable, a la hora de elegir los emplazamientos.

<<Todoantiguoes>>

.

.

.

*Recogido en: firmas ABC

**Fuente:PAPELES FLAMENCOS

Protegido: RAFAEL DUEÑAS CARAZO (Avilés, Asturias, 1967): ”Pintar no es racional”

•marzo 6, 2012 • Escribe tu contraseña para ver los comentarios.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

MIGUEL SERRANO [La reina de Saba]

•febrero 29, 2012 • 5 comentarios

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

EL ESCARABAJO DORADO [Sueño y realidad] – CARL GUSTAV JUNG

•febrero 29, 2012 • 1 comentario

– Mas allá del principio del placer – SIGMUND FREUD –

•febrero 20, 2012 • 5 comentarios

.

.

.

.
<<Lo importante es qué distancia obtiene el sentido actual respecto del antiguo, y cómo la distancia respecto de la antigua interpretación viene a ser una nueva cercanía a aquello que es el mito mismo, desde la cual ese sentido nuevo se ofrece, inagotable, a nuevas búsquedas. Por eso, el mito griego [como dice André Gide] es como la jarra de Filemón: «ninguna sed la vacía cuando uno está bebiendo en compañía de Júpiter». El instante correcto también es un Júpiter.>>
Edipo o el mito racional

Obras II, 1, p. 410

ATLAS DE WALTER BENJAMIN

.

.

Lectura de algunos fragmentos de esta obra de Freud

.

.

PRINCIPIO DEL PLACER

Concepto psicoanalítico. El Ello dirige todos sus esfuerzos a la consecución de las pulsiones, instintos y deseos. Las pulsiones, instintos y deseos crean en el sujeto un estado de tensión que el Ello intenta descargar para volver a la situación de equilibrio anterior a dichos apetitos; el placer es la vivencia que acompaña a la reducción de dicha tensión. De ese modo, Freud defendió que el principio que mueve al ello es un principio hedonista: el principio del placer (afán por obtener placer y evitar el dolor). Para el desarrollo de una mente no neurótica este principio debe ser controlado por el principio de realidad (que Freud sitúa en el Yo).

DICCIONARIO DE PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y FILOSÓFICA

.

.

<< […] El psicoanálisis supone que la represión de los deseos inconscientes puede causar ciertos trastornos mentales como la paranoia, la histeria, la obsesión-compulsión y otros desórdenes. En el desarrollo sexual, es esencial el complejo de Edipo, que termina en la fase fálica, y en la que el niño ha de establecer por vez primera un vínculo afectivo con su progenitor de sexo opuesto (el padre), que es considerado un rival frente a la madre. El niño siente hacia ella un deseo incestuoso que tiene que reprimir por miedo a la agresión paterna y a la castración, temor que le lleva a construir el superego (superyó), una instancia encargada de controlar al consciente (yo) según las pautas morales impuestas por los padres […]>>

ELENA DIEZ DE LA CORTINA MONTEMAYOR

.

.

MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DEL PLACER [La obra]

.

.

FRIDA: Más allá del principio del placer.

.

JEAN-PAUL SARTRE [Biografía, Obras y Trayectoria]

•febrero 16, 2012 • Dejar un comentario

Jean-Paul Charles Aymard Sartre (París, 21 de junio de 1905 – ídem, 15 de abril de 1980), conocido comúnmente como Jean-Paul Sartre, fue un filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés, exponente del existencialismo y del marxismo humanista. Fue el décimo escritor francés seleccionado como Premio Nobel de Literatura, en 1964, pero lo rechazó explicando en una carta a la Academia Sueca que él tenía por regla declinar todo reconocimiento o distinción y que los lazos entre el hombre y la cultura debían desarrollarse directamente, sin pasar por las instituciones. Fue pareja de la también filósofa Simone de Beauvoir.

*WIKIPEDIA

.

La mala fe